Situaciones excepcionales.

 

Hay algunas experiencias vitales que trascienden nuestro aparente control y nuestra ilusoria sensación de ser los dueños de nuestra vida.  Sin lugar a dudas de entre todas ellas hay 2 que nos superan de manera misteriosa: el nacimiento y la muerte, los dos umbrales de entrada y salida a nuestra vida terrenal.  En estos momentos se producen impactos emocionales muy poderosos.  Quienes participan de manera directa conn en estos acontecimientos se ven transformados en su sensibilidad mas profunda.

 

Junto a la ilusión y gozo profundo del nacimiento asoma la incertidumbre acerca del destino de cada vida que nace... Los sentimientos de pérdida, horfandad y abandono que emergen tras la muerte de las personas que nos son íntimas nos sintonizan con la vulnerabilidad y fragilidad de nuestra vida humana.

Aborto

 

Pocas experiencias de la vida generan una situación tan difícil como la de las mujeres que en algún momento de su vida se plantean la posibilidad de abortar.

La decisión es excepcionalmente difícil por dos cuestiones fundamentales: afecta potencialmente a un nueva vida y es un acto irreversible sobre el que no cabe modificación ulterior.

 

Generalmente el descubrimiento de un embarazo no deseado genera una reacción en cadena de todo tipo de estados emocionales negativos: angustias, temores, agobio, ansiedad y activa en la imaginación de la embarazada la película de todas las cosas que podrían ir mal si se siguiera adelante o no con el embarazo.

 

La premura de tiempo para tomar la decisión unido al estado emocional alterado, impide, en la mayoría de las situaciones, que la persona pueda tomar una decisión libre y madurada desde un estado de claridad mental y emocional.  Por el contario, en muchas ocasiones, la decisión es fruto del miedo y la angustia que atenazan a la embarazada y le impiden pensar con claridad.

 

Parece importante que, ante una decisión de las mas trascendentales que se pueden afrontar en la vida, la mujer pueda tener el mayor apoyo para discriminar, mas alla del impacto emocional de la noticia del embarazo, las opciones y consecuencias de cada una de ella.  La opción aborto versus viabilidad de la vida es en estos casos una situación de encrucijada vital en las que cualquier decision que se tome tendrá consecuencias dificiles y dolorosas.  Esto es, no hay solución facil o inocua.  Es por ello que desde un acompañamiento terapéutico de esta experiencia resulta crucial al menos:

 

- Valorar todas las opciones posibles y sus consecuencias para todos los implicados en la decisión conscientemente pensada.  

- Valorar los recursos propios, de entorno familiar y afectivo e institucionales que estan disponibles como apoyo de la propia decisión

- Dejar que sea lo mejor de uno mismo quien tome la decisión, no el temor ni los supuestos peligros  sino lo mejor del corazón.

 

En la terapia aparecen muchísimas mujeres que se encuentran con muchisimos sentimientos de culpa y de autodesprecio cuando vuelven la mirada sobre la decisión tomada y sienten que su decisión no se correspondía con lo que de verdad deseaban sino con su necesidad de poner fin a un estado angustioso que ya no podían tolerar mas

Adopción

 

La adopción es una decisión vital de consecuencias similares a las del nacimiento de cualquier hijo para los padres adoptantes.

 

Junto a posibles problemáticas de infertilidad que pudieran estar en el origen de la decisión de muchas parejas que condicionan en terminos de reemplazo de un deseo original que se reveló imposible (paternidad-maternidad biológica)  por otro viable (la adopción) existen problemáticas propias inherentes al proceso de la adopción

 

Los temas  relacionados con el  origen y desarrollo  del adoptado tanto en términos de familia de origen, antecedentes, problematicas de salud o crianza, problematicas de relacion interpersonal... junto con los de integración e la nueva familiar nuclear y extensa puede dar a lugar a situaciones, comportamientos o conflictos que requieran el apoyo psicológico para encontrar salidas a los problemas planteados 

Muerte
 

La muerte constituye la experiencia máxima de nuestra fragilidad y vulnerabilidad.  En el plano psicológico implica la pérdida de vinculos significativos de los que ya jamás se podrá olver a disfrutar.

La experiencia de pérdidad y carencia es vivida con frecuencia como un desfondamiento de toda la persona y una pérdida de conexión con la vida  mientras se elabora el duelo y se integra todo el dolor que va asociado a esa pérdida.

 

La muerte de alguno de los padres puede ser una pérdida que rompa el equilibrio psicológico de  una persona y a veces incluso de la pareja.

 

Cuando la muerte es la de un hijo la complejidad es aún mayor por la dificultad de aceptar un hecho antinatural como es la muerte de un hijo antes que la de los padres.  En estos casos la desesperación, la incapacidad para aceptar la muerte unido a interrogantes incontestables (¿Podríamod haber hecho algo?) acerca de la propia responsabilidad como padres hacen muy dificil la superación de la pérdida.  Para la pareja supone un reto a su capacidad amorosa para apoyarse y comprenderse mutuamente en su dolor y su pena hasta poder aceptarlo y salir fortalecidos como pareja 

Terapia de Pareja 

Majadahonda

 

 

 

®

C/ Argentina 5, Bajo A

28220, Majadahonda.

terapiaparejamajadahonda@gmail.com

Tel: 655 046 550

 

 

google-site-verification: google25440304df1a9731.html

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page